In Gato Siamés

SOS, Mi gato araña el sillón. Vamos a probar Feliscratch by Feliway

Seamos sinceros, cuando pensamos en adoptar un gato siempre nos viene a la mente la típica preocupación de: ¿me rascará los sofás? ¡Pues depende! El gatito tendrá la necesidad de afilarse las uñas, esa es la verdad. Para ello tiene que tener a su alcance un sitio donde hacerlo, un rascador, pero aún así, a veces se equivocan un poco y arañan el sofá. ¿Qué podemos hacer? Hoy os hablamos de nuestro descubrimiento Feliscratch by Feliway. ¡No os lo perdáis! 

Os voy a contar el caso de Grey, el peque de la casa. Desde siempre ha rascado en el rascador pero de repente por alguna razón empezó a rascar las esquinas del sofá. Es por ello que optamos por colocar unos rascadores de columna en las esquinas, total, ya estaba rascado, mejor tapar “el desastre” y ponerle un lugar donde sí pudiese rascar. Esta semana hemos traído la mecedora de maternidad para Alma (la bebé que estamos esperando) y me ha entrado el miedo a que les dé por rascarlo. Así que he optado por dos soluciones.

  1. Comprar un pequeño rascador y ponerlo cerca del mueble que queremos evitar que rasquen: mi esperadísima mecedora.
  2. Probar Feliscratch, de la marca Feliway. Si os acordáis, ya probamos otro producto de esta gama para preparar la llegada a casa de Grey, calmando a Mini y ¡nos fue fenomenal! Os cuento más sobre esta solución.

Feliscratch by Feliway imita las feromonas gatunas. Son unas pipetas que pretenden ayudan a corregir la conducta de los gatos que arañan donde no deben, redirigiéndolos donde sí deben rascar. ¿Cómo lo usamos? Simplemente lo tenemos que echar en el rascador (sin manchar nada, por favor), pues tiene un color azulón que atrae al gatito de manera visual. En cada paquete tenemos 9 pipetas y la marca recomienda usarlas así, en un solo rascador:

  • Semana 1. Aplica una pipeta al día.
  • Semana 2. Descanso, no utilices ninguna pipeta.
  • Semana 3. Una sola pipeta al inicio de la semana.
  • Semana 4. Una sola pipeta al inicio de la semana.

Nuestra experiencia…

  • Como sabéis teníamos un doble problema, el del sofá del comedor y la mecedora de la habitación, así que usamos dos paquetes de Feliscratch by Feliway, uno para cada rascador. Es importante que completéis el protocolo (9 pipetas para cada rascador) indicado anteriormente para que sea realmente efectivo.
  • Nada más lo tuvimos en casa allá que me fui a untar mi rascador del comedor con Feliscratch sin manchar nada, por eso lo tumbé para que quedase en posición horizontal y dibujé 3 líneas como si fuesen arañazos. Grey rápidamente vino a ver qué estaba haciendo, olisqueando y curioseando. Sin más, se quedó así la cosa. Esa misma mañana, a la que me di cuenta Mini estaba rascando en uno de los postes donde nunca jamás ha rascado y al rato durmiendo en una de las bases del rascador que pensé que ni le gustaba. Así empezaba su efecto.
  • Tras ello, compré el pequeño rascador para colocarlo al lado de la mecedora y lo mismo, unté el rascador con la pipeta y Mini se volvía loca. Es más, Grey se intentó acercar y le metió un capón en plan: este rascador es mío. Cada mañana entran a la habitación y van directos al rascador, ¡ni han tocado la mecedora!

¿Necesitáis más datos? Se ha demostrado clínicamente que este innovador producto Feliscratch Feliway funciona en 8 de cada 10 gatos que ya están acostumbrados a rascar sitios inadecuados y en 9 de cada 10 gatitos bebés o recién llegados al hogar.

En definitiva, si quieres evitar destrozos en muebles y tapicerías y mejorar la convivencia con tu gato, te invitamos a probar las feromonas de Feliscratch que redirigen los arañazos al rascador que tú elijas.

¿Más truquillos que pueden complementar el uso de Feliscratch?

  • Nosotros siempre tenemos el sofá cubierto por unas fundas, pero aún así sus uñitas las traspasan si en algún momento se equivocan de sitio donde rascar.
  • La piel o polipiel les flipa, así que no sería buena idea comprar un sofá de este material teniendo un ronroneador en casa (compensa, os lo aseguro). Las telas lisas son menos llamativas para ellos, pero si son rugosas o tipo saco pueden llegar a ser víctimas de sus zarpas.
  • El rascador que más les ha gustado desde siempre es el vertical, y eso que hemos probado de todo tipo. Pero los de cartón o los horizontales a Mini y a Grey no les convencen. Es más, prefieren que los rascadores verticales estén altos, es decir, se tienen que estirar bien para rascar, vendría a ser un segundo piso de un rascador de estos más altos.
  • Cada semana les repasamos sus uñas con el cortauñas especial para gatitos. Los intentamos coger siempre dormiditos, porque es más fácil. Por favor, ni se te ocurra amputarle las uñas, es muy doloroso y traumático para ellos y por supuesto está penado por ley.
  • Probar Feliscratch by Feliway, os prometo que es pura magia.

Nos encantaría conocer de primera mano cómo es el comportamiento de vuestros gatos en relación con su instinto de arañar para marcar territorio. ¿Usan el rascador? ¿Se equivocan a veces? ¿Habéis probado Feliscratch de Feliway? ¡Contadnos, contadnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *